domingo, 7 de febrero de 2010

El Proyecto Venus y el Movimiento Zeitgeist

Hace poco comentaba con amigos esbozos de las ideas que se cocían en mi cabeza y como ya me ha pasado otras veces, resulta que ya estaba inventado.

Como estudiante de ingeniería y amante de los robots, es difícil no imaginar un futuro muy cercano en el que la gran mayoría de los trabajos es desempeñado por robots, actualmente es viable y de hecho cada vez se observa la transformación: la automatización de industrias desplaza sin miramientos a la mano de obra humana. Y así debe ser. Que no se erijan los neoluditas, la tecnología se desarrolla para facilitarnos la vida.

Pero entonces, ¿cómo se pretende que el desempleo de la población en general disminuya? Llegará un momento, tarde o temprano, en el que tendremos una sociedad tan automatizada que no habrá trabajo en absoluto. ¿Entonces cómo se va a sustentar toda la población? Si no trabaja, no tiene dinero; si no tiene dinero, no consume, ni gasta, ni puede pagar impuestos, etc. Un caos para el asqueroso sistema capitalista en el que vivimos pero una ventana hacia un cambio de sistema nuevo, en el que no se necesita dinero y en el que no hay posesiones. Falsamente me creía acercar al comunismo, cuando el Proyecto Venus va mucho más allá de cualquier movimiento político.

Sin dinero, pensaba yo, el estado podrá repartir las necesidades básicas equitativamente (ya puede, sólo que no hay dinero), investigar nuevas tecnologías y avances médicos (se hace actualmente pero se limita al presupuesto, que encima se recorta, como el del i+d...) y por qué no, colonizar Marte, lo cual creo es tecnológicamente viable, pero claro, no hay dinero.

Dinero, dinero, dinero, vivimos en la sociedad capitalista, en la que nos regimos por papelitos a los que se les otorga un valor simbólico... y nos volvemos locos por él, ya que da poder, seguridad, codicia...

Viéndome como ingeniero, veo posible y ético (aunque insostenible si seguimos en el capitalismo) patentar las invenciones para dominio público, como pasó con cierta vacuna creo recordar (no consigo encontrar si fue la penicilina o alguna vacuna de Louis Pasteur). O un ejemplo mucho más actual: la expansión cada vez mayor del software libre, el hardware libre y la cultura sin derechos de autor. Los cambios cada vez son más evidentes.

Imagino, también, como nos decía John Lennon, un mundo con una sola nación, sin fronteras, líderes ni religión.

Y hace un par de años, gracias en parte a las clases de filosofía, que ayudan algo a seguir el camino del pensamiento crítico, pensaba, y entonces, ¿quién o qué gobernaría? Y deducía, que lo más justo y con menos posibilidad de corrupción o mentira eran la informática y las matemáticas.

Pues voy y encuentro todo eso en este conmovedor proyecto de sociedad y economía: El Proyecto Venus y el Movimiento Zeitgeist, que vienen a ser lo mismo, ideados por Jacque Fresco, en Florida, propone una economía basada en los recursos y no en la inflación, el respeto por la naturaleza, etc. Sobre estos proyectos encontraréis mucha información en esas webs y os animo a buscar más y a difundir estas ideas, que no es ninguna locura.

Os dejo con el vídeo con el que lo he descubierto, aprovechando para agradecerlo por ello al señor dsg.



Recordando de nuevo a Lennon... "puedes decir que soy un soñador, pero no soy el único"

4 comentarios:

revellin dijo...

Me parece un magnifico planteamiento el que haces. Sigue exteriorizando todo ese tipo de pensamientos que te servirá para más adelante afianzarte
en ello o, porqué no cambiar de opinion.

María Zambrano dijo...

Me alegra leer unas líneas de un compañero de autobús que piensa y siente igual que otras personas. Desde hace años me vengo haciendo muchas preguntas, preguntas que fueron respondidas por alguien que también pensaba como yo y que actualmente colabora con el Movimiento Zeitgeist Argentina. Por suerte no hay que irse tan lejos, ahora conozco más personas que también consideran que este sistema se va a la mierda porque a todos nos trata como la mierda no? Quizá no es tran extremo como la oferta de espíritus en venta y la manufacturación en escala de vidas prefabricadas.
Bueno eso es todo, el movimiento Zeitgeist me sirvió también para reafirmar algunas de mis ideas. Nada más, gracias por compartir esta entrada.
Sin miedo...por la vida...Con Amor!

Una compañera de ruta

Raquel Fernández dijo...

www.elespiritudeltiempo.org
te recomiendo esta página

Valen dijo...

Adhiero en todo! Saludos!